lunanueva

‘Luna nueva’, el beso de oro de Desplat

lunanueva
La saga Crepúsculo: Luna nueva
Compositor: Alexandre Desplat
Sello: E1 Entertainment
Duración: 1h. 12′ 12”
Lanzamiento: 20 de noviembre de 2009


5notitas


Alexandre Desplat, uno de los músicos más reconocidos del sector cinematográfico, ha compuesto este año nada más y nada menos que siete partituras, con lo que parece querer alcanzar algo así como un record Guiness. Recordemos que el músico francés tiene este año Chéri, Coco, de la rebeldía a la leyenda de Chanel, En el origen, Un profeta (ambas francesas y en la Sección Oficial de Cannes), Julie y Julia, Fantastic Mr. Fox y ahora La saga Crepúsculo: Luna Nueva.

La secuela, dirigida esta vez por el especialista en adaptaciones de éxito Chris Weitz, retoma el pulso de la primera entrega pero con un status ya de superproducción de éxito. El triángulo amoroso entre una adolescente, un vampiro y un chulazo hombre lobo (así dicho suena a Pelopicopata) ha logrado incluso atraer a actores de cierta talla como Michael Sheen o Dakota Fanning. Weitz ya había colaborado con Alexandre Desplat en La brújula dorada, una partitura de la que ambos están muy satisfechos y una de las más queridas por los fans del músico. El director quería un score mucho más ambicioso para esta nueva entrega y decidió contar una vez más con los servicios del francés aunque eso supusiera romper con la línea musical establecida por Carter Burwell para la primera Crepúsculo. Éste último score, por cierto, sobrevaloradísimo donde los haya. Y el más contento Desplat que se ve beneficiado con una composición con la que sobre todo va a vender muchos discos, aunque su audiencia no tenga ni idea de quien es.

Hace unas semanas se editaba el soundtrack de Luna Nueva, un refrito de canciones de varios artistas en la que se nos ofrecía un pequeño adelanto de la partitura instrumental con una sola pieza interpretada a piano llamada ‘The meadow’ y que aquí ya os brindamos para vuestra escucha. Toda una declaración de intenciones, puesto que esa sola pieza derrotaba ampliamente la tan consabida nana de Carter Burwell para Crepúsculo. En efecto, la partitura de Alexandre Desplat para Luna nueva no sólo aniquila todo el legado de Burwell sino que construye un universo distinto vestido con elegante barroquismo y escrito con grandísima clarividencia. Su superioridad temática, estilística y creativa no resiste la comparación. Hablamos no sólo de la mejor partitura de Alexandre Desplat para el 2009 sino también de una de las más sobresalientes del año y de su carrera profesional.

{youtubejw width=”600″ height=”250″}t8IWdGgVhUg{/youtubejw}
Suena ‘New Moon’

La partitura se abre con ‘New Moon’, el majestuoso tema principal, una melodía a piano con acompañamiento de cuerda que es sinónimo de amor, aflicción y tragedia. Una arrebatadora sintonía que se clava como una estaca en la historia y que sufre varias versiones a lo largo de la partitura, sobre todos, en la enfática ‘Adrenaline’ y la íntima ‘You’re Alive’. Sin embargo, las recapitulaciones más satisfactorias del tema las encontramos en las dos últimas cues: ‘***** me, Bella’ y ‘Full Moon’, ambas escritas con exquisito gusto. En especial, el delirio pasional de ‘Full Moon’, un majestuoso broche de oro gótico a la partitura. Un tema que va muy en la línea de los trabajos del fallecido Maurice Jarre, a quien su paisano ha querido rendir un cariñoso tributo.

‘New Moon’ es sólo el aperitivo porque lo que viene después es absolutamente impresionante. Los temas que deshoja Desplat son antes que nada un magnífico homenaje a la música del cine de terror clásico. No hay que ser muy avispado para escuchar sutilezas instrumentales de la Hammer y sobre todo, algunas referencias al Drácula de Wojciech Killar, partitura por la que Desplat siente una especial admiración. Desplat asigna a muchos de los personajes de Luna Nueva su propia melodía, algo, por otro lado, no muy habitual en la personalidad musical del compositor. La casta noble de los Volturi se llevan el tradicional vals (que nunca puede faltar en una partitura del francés). ‘Volturi Waltz’ efectivamente es el breve pero intimidador tema de los Volturi que se misteriosamente se descubre gracias a un inquietante solo trompeta al que poco a poco se va incorporando la percusión y la cuerda. El tema es desarrollado en la mitad de ‘To Volterra’, un altilocuente festín instrumental, y mucho más tangencialmente en ‘The Volturi’, una entrecortada y despiadada pieza incidental en la que destaco particularmente el uso que hace del sonido de los cuernos para crear una tensión etérea.

{youtubejw width=”600″ height=”250″}oiq_gxTWC2Q{/youtubejw}
Suena ‘Volturi Waltz’

Para los lobos, Desplat utiliza un tono mucho menos seductor y elegante, y más montaraz. La cuerda y sobre todo, la percusión, para representar el carácter indómito de los caninos se hace mucho más presente. El sonido de los cuernos, trompetas y trombos se turnan de fondo para inducir musicalmente el aullido de los animales en la música. ‘Werewolves’ es un ejemplo de todo ello, una pieza que recoge una variada instrumentación y que Desplat va rotando con una saber hacer admirable para crear la textura precisa. Algunos de estos elementos también podemos escucharlos en ‘Vampires vs. Wolves’ y ‘Blood Sample’.

Por último, y además del tema que yace en ‘New Moon’, Desplat disemina varios temas románticos a lo largo de la partitura. ‘I need you’, un reposado solo de arpa, ‘Break Up’, una tensa y apasionada pieza incidental, ‘Almost a kiss’, delicada melodía que navega entre el piano y el arpa, y ‘Dreamcatcher’, un evocador segmento dirigido por tres notas a piano.

En conclusión, Luna nueva es un compendio elegíaco exquisitamente escrito con una especial erudición en la temática y ejecución de ideas instrumentales. Además, Desplat ha demostrado que es un músico ilustrado en determinados registros oscuros. Su dominio absoluto de los intrincados pasajes góticos de esta partitura son de admiración, particularmente, aquellos en los que combina determinados instrumentos para crear texturas específicas. La codicia, la nobleza, la satrapía y sobre todo, el amor y la congoja obtienen en Luna nueva toda una revisitación. No os quepa duda de que esta es la partitura con la que Alexandre Desplat se ha consagrado. Porque es con la que ha derrotado dos de sus limitaciones: la exposición en esencia de la emoción (que hasta ahora se le había resistido) y la versatilidad estilística (que está de sobra superada triunfando en el género de terror). También hay que agradecer la larguísima duración de la partitura, nada más y nada menos que… ¡una hora y doce minutos! De pecaminoso placer, eso sí.

Por muy excéntrico que suene, Luna nueva debería arrancar una candidatura al Oscar y sería una estatuilla merecidísima para un músico que va camino de reescribir la historia del cine.

LO MEJOR: Prácticamente todo: su temática, la asignación y combinación de instrumentos para construir musiclamente a los personajes, su inteligentísimo tributo al género de terror.

LO PEOR: Que la película no haga brillar el score como éste se merece.

EL TEMA: ‘New Moon’, ‘Dreamcatcher’ y ‘Full Moon’.

Pistas

01. New Moon (03:19)
02. Bella Dreams (02:05)
03. Romeo & Juliet (02:46)
04. Volturi Waltz (01:17)
05. Blood Sample (01:15)
06. Edward Leaves (05:03)
07. Werewolves (04:25)
08. I Need You (01:38)
09. Break Up (02:04)
10. Memories of Edward (01:39)                 
11. Wolves v. Vampire (04:32)
12. Victoria (02:05)
13. Almost a Kiss (02:12)
14. Adrenaline (02:24)
15. Dreamcatcher (03:31)
16. To Volterra (09:18)
17. You Are Alive (02:11)
18. The Volterra (08:27)
19. The Cullens (04:32)
20. ***** Me, Bella (04:04)
21. Full Moon (03:15)