Kore-eda: “Escribo el guión, dirijo la filmación y esa misma noche también monto”

Este viernes se estrena en España De tal padre, tal hijo la nueva película del director japonés Hirokazu Kore-eda que obtuvo el premio especial del Jurado en el pasado Festival de Cannes. La cinta narra la historia de un arquitecto obsesionado por el éxito cuyo mundo se viene abajo cuando los responsables del hospital donde nació su hijo le comunican que, debido a una confusión, el niño fue cambiado por otro.

“Ultimamente, sobre todo durante estos cinco o seis años, estoy tratando de contar temas más cercanos a mi entorno más que contar acontecimientos sociales o acontecimientos grandes”, explica Kore-eda.  “Ahora me he convertido en padre y para mi es una cuestión muy importante cómo poder conseguir tiempo con mi hija y cómo puedo comportarme como padre frente a mi hija. En esta película he tomado como motivo a un padre que no puede ser del todo un padre y como se va convirtiendo en padre este protagonista”.

“La cuestión de la relación paternal, en cuanto a si es de sangre o no, es un tema que se ha hablando desde la antigüedad y en esta película he tomado esa cuestión donde a un padre se le exige tomar una decisión: abandonar una cosa u obtener otra cosa”, añade.

Los lazos familiares, así como la familia, es un tema muy habitual en el cine japonés y uno de los temas más explorados por Kore-eda en sus películas. “No me dedicaré exclusivamente a la temática de la familia pero seguro que haré más películas sobre ello. En 2008 rodé Still Walking y un poco más reciente Kiseki (Milagro) y lo que he notado es que hay una diferencia en mi posicionamiento respecto a las películas que hice cuando era hijo y las películas que hice ahora que soy padre. Este cambio ha sido muy interesante para mí. No sé si dentro de diez años estaré dirigiendo, pero creo que va a ser interesante hacer una película de temática familiar cuando sea abuelo. Me gustaría continuar explorando esta temática porque me parece muy interesante.”

A lo largo de su filmografía Kore-eda ha trabajado en múltiples ocasiones con niños, y sorprende la gran habilidad con la que los dirige en sus películas. “Siempre hago todo lo posible para que mantengan el carácter auténtico que tienen ellos mismos e intento que los niños se desarrollen dentro del trabajo de filmación. Quiero decir que esto es como si fuese un colegio pero mi estilo es no mandar deberes a los niños, no les digo: ‘Te doy esto y  te lo estudias para mañana’. No les doy guión a los niños sino que en cada secuencia les voy explicando lo que tienen que decir o lo que tienen que hacer, lo que hago son indicaciones in situ. De hecho, los niños no vienen a la grabación de mis películas sabiendo el tema o sabiendo los guiones que hay, vienen desconociendo todo este tipo de información previa. Obviamente escribo guiones, pero trato de recoger las palabras de los niños y los vocabularios que ellos utilizan en su vida cotidiana de modo que los niños no son conscientes de que están actuando, sino que lo que van a hacer va a ser actuar según su vocabulario y sus comportamientos habituales.”

Además de dirigir la película, Hirokazu Kore-eda también escribe el guión y ejerce de montador en De tal padre, tal hijo una labor que viene siendo habitual en la gran mayoría de sus trabajos. “Trabajé con documentales en televisión y en ese momento era normal estar implicado en todo el proceso. Simplemente estoy arrastrando esa costumbre y estoy siguiendo esa forma de trabajo. Escribo el guión, dirijo la filmación y esa misma noche también edito, de esta forma puedo ver lo que se ha grabado durante el día y también puedo pensar como ir utilizando estas imágenes. Así, al día siguiente, puedo reescribir otra vez el guión según los resultados del día anterior y de esta forma el guión se va mejorando con el transcurso del trabajo. Puedo pensar si esto ha ido mal y si ha ido mal puedo cambiarlo. Estos tres elementos funcionan interactivamente de forma orgánica y considero que ser director significa controlar estos tres elementos. Para el equipo es un trabajo muy duro pero voy a seguir trabajando así hasta que mi físico aguante, que creo que no será por mucho tiempo”, dice entre risas.

Hace unos meses desvelaba que Steven Spielberg estaba interesado en realizar un remake de su último trabajo . Un remake que, si hace unos meses aún se estaba negociando, para que finalmente se hará realidad. “A finales de septiembre he cerrado el contrato con Dreamworks de modo que De tal padre, tal hijo ya es suyo y se ha alejado de mis manos. Imagino que habrá diferencias sociales entre Japón y España y diferentes problemas sociales que tratar, de modo que  espero que se adapte de una forma eficaz a la sociedad de los Estados Unidos. Me gustaría que todo saliese bien, han tenido la amabilidad de invitarme al rodaje entonces seguramente, o al menos me gustaría hacerlo, los visitaré durante el proceso de grabación.”

De tal padre, tal hijo se estrena en España el próximo 29 de noviembre