Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El Festival de San Sebastián acogerá el estreno europeo de American Pastoral (Pastoral americana), dirigido y protagonizado por Ewan McGregor. El actor escocés, Premio Donostia en 2012, competirá en la Sección Oficial en su debut detrás de las cámaras.

Basada en la novela homónima de Philip Roth, ganadora del Premio Pulitzer, American Pastoral (Pastoral americana) recorre la historia de una familia americana a través de varias décadas, en la que su idílica existencia se hace añicos por la agitación social y política que cambiará para siempre la estructura de la cultura estadounidense.

Ewan McGregor debuta en la dirección y encarna a Seymour Levov, El Sueco, un atleta legendario en el instituto que ahora es un exitoso hombre de negocios casado con Dawn, una ex reina de la belleza. Pero, tras la apariencia impecable de la vida del Sueco, se fragua la tormenta. Cuando su hija Merry desaparece tras ser acusada de cometer un acto violento, El Sueco se dedica a buscarla y a reunir a su familia. Lo que descubre remueve sus cimientos, forzándole a mirar más allá de la superficie y afrontar el caos que está forjando el mundo a su alrededor: ninguna familia americana volverá a ser la misma.

En el reparto de American Pastoral (Pastoral americana) también figuran Jennifer Connelly, Dakota Fanning, Uzo Aduba y David Strathairn. Alexandre Desplat ha compuesto la banda sonora.

John Romano, que trasladó al cine un libro de Michael Connelly en The Lincoln Lawyer (El inocente) y que participó en el guión de Crueldad intolerable, firma la adaptación de la novela publicada en 1997. Pastoral americana es la primera parte de la conocida como Trilogía Americana, que se completa con Me casé con un comunista y La mancha humana, cuya versión en la gran pantalla fue dirigida por Robert Benton en 2003.

Esta será la tercera visita a San Sebastián de Ewan McGregor (Perth, Escocia, 1971). La primera fue para la proyección de Moulin Rouge también en el Velódromo (2001) y la segunda para presentar Lo imposible (2012) y recoger el Premio Donostia. Ha sido el intérprete más joven en recibirlo.