San Sebastián elimina el género en sus premios de interpretación

A partir de esta edición, el Festival de San Sebastián no hará una distinción de género en los premios de interpretación. La Concha de Plata al mejor actor y a la mejor actriz serán reemplazadas por la Concha de Plata a la mejor interpretación protagonista y a la mejor interpretación de reparto. El anuncio se ha realizado hoy en el marco de la presentación de los carteles de la 69ª edición, que se celebrará del 17 al 25 de septiembre.

“El cambio obedece a la convicción de que el género, una construcción social y política, deja para nosotros de ser un criterio de distinción en la actuación”, afirma el director del Festival, José Luis Rebordinos. “El criterio para el Jurado será el de distinguir entre malas o buenas actuaciones, sumándonos así al camino iniciado ya por nuestras amigas y amigos del Festival de Berlín. Son momentos de cambio y de toma de decisiones. Seguimos con atención los debates que en estos momentos se producen en el interior del movimiento feminista sobre este y otros temas. No tenemos certezas, pero sí voluntad de seguir evolucionando y ayudando a construir una sociedad más justa e igualitaria”, explica Rebordinos.

Según recoge el certamen en un comunicado emitido hoy, esta modificación del reglamento permite acoger otras identidades que no se adscriben a los géneros masculino o femenino y reconoce, además, el trabajo de las denominadas interpretaciones de reparto, que no suelen ser galardonadas en los festivales de cine. Estos premios podrán concederse ex aequo. 

Cartel de 2021

La actriz Sigourney Weaver será la protagonista del cartel oficial de la próxima edición del Festival. La imagen muestra una fotografía en blanco y negro de la actriz estadounidense (firmada por Matthew Brookes), adornada con brochazos coloristas que remiten a los carteles de las otras secciones, diseñados todos ellos por Eva Villar Estudio.

La primera visita de Weaver a San Sebastián coincidió con su debut en el cine en Alien, el octavo pasajero (1979), la película que la catapultó a la fama gracias al inolvidable personaje de la teniente Ripley. Después, la actriz ha visitado la ciudad dos veces más para presentar, también en la Sección Oficial y ya convertida en estrella internacional, Mi mapa del mundo (1999) y Un monstruo viene a verme (2016). En esta última ocasión, Sigourney Weaver recibió el Premio Donostia en reconocimiento a toda su carrera.

Nominada al Oscar tres veces y ganadora de dos Globos de Oro, la intérprete ha participado en sagas como Alien o Cazafantasmas y en películas como Gorilas en la niebla (1988), Armas de mujer (1988), La muerte y la doncella (1994), El bosque (2004) y Rampart (2011). Entre los cineastas con quienes ha trabajado destacan Ridley Scott, Peter Weir, James Cameron, Mike Nichols, Roman Polanski, Ang Lee y David Fincher.

Sigourney Weaver es “una actriz excepcional y muy querida por el público que ha brillado en todos los registros con personajes que son parte del imaginario cinematográfico universal”, ha afirmado Rebordinos durante la presentación.