Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El presidente de la Academia de Cine de Hollywood, John Bailey, ha comunicado a los miembros que los Oscar a mejor fotografía, montaje, maquillaje y peluquería y cortometraje de imagen real se entregarán durante los cortes para publicidad de la gala de este año.

Así, se cumple con una de las polémicas medidas anunciadas hace unos meses. Aunque se dejó en suspenso la más llamativa de ellas, la creación de un Oscar a la mejor película popular, la Academia sigue adelante con la directriz de acortar la duración de la ceremonia mediante la segregación de cuatro categorías que se entregarán fuera de la emisión oficial. El plan es que esta exclusión sea rotatoria año a año.

En el e-mail, Bailey señala que la entrega de esos premios podrán verse en directo por streaming y que los discursos de los ganadores se incluirán de alguna forma y en diferido en la emisión oficial.

Bailey, que además de presidente de la Academia es representante del gremio de directores de fotografía, asegura que seis de las 17 especialidades que componen la Academia se ofrecieron voluntarias para que sus premios se entregaran durante la publicidad, de las que luego la Academia eligió cuatro. En los próximos años las cuatro marginadas de esta edición tienen garantizado formar parte de la emisión y serán cuatro distintas las que se entreguen en los descansos.

La decisión es especialmente dolorosa para el cine español pues su único representante este año es Rodrigo Sorogoyen, candidato a mejor cortometraje por Madre, una de las cuatro categorías desplazadas.

Como señala en Twitter el analista Erik Anderson, la elección de las cuatro categorías sacrificadas puede deberse a tres razones. La primera es que en ninguna de ellas está nominadas producciones de Disney, el estudio propietario de la Abc, la cadena que emite los Oscar. También apunta que las cintas candidatas en esos apartados son las menos taquilleras de todos los apartados técnicos. Finalmente, Anderson señala que estas tres ramas de la Academia tienen menos miembros que otras técnicas como sonido o efectos visuales.