Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La categoría de mejor guión original tiene este año cuatro contendientes muy claramente diferenciadas: una salvaje historia de amor con trasfondo histórico español, un retrato crudo de la inmigración en España, una angustiosa historia de un transportista enterrado vivo y la historia de unos cineastas durante unas revueltas en Cochabamba. Cuatro historias diferentes escritas por guionistas de nacionalidades diferentes que compiten por el Goya.

GOYATLÓN 2010: Guión original

Álex de la Iglesia por Balada triste de trompeta

El guión de Álex de la Iglesia para Balada triste de trompeta, premiado en el Festival de Venecia, ha sido tachado de muchas formas y maneras diferentes, en cualquier caso, más allá de sus imperfecciones estructurales, el texto esconde una arriesgada metáfora sobre nuestra historia reciente que no debe ser pasada por alto y que además no se decanta por ninguna facción, reconociendo errores y aciertos en ambas. Sin duda, una osada propuesta que quizá no todo el mundo comparta, pero que hay que tener en cuenta.
GOYATLÓN 2010: Guión original

Nicolás Giacobone, Armando Bo y Alejandro González Iñárritu por Biutiful

Biutiful presume de ser el relato más fiel de la inmigración más desfavorecida en España. No le falta razón, pero quizá su pretenciosidad y altivez en algunos pasajes (pretendidas o no) pueda dar una imagen que no se corresponda con las intenciones de los guionistas. La historia contenida, profunda, reflexiva, retrata de forma muy fiel la inmigración ilegal en la Barcelona más cosmopolita, y además, supone un ejercicio de reflexión interna sobre la vida y la muerte.
GOYATLÓN 2010: Guión original

Chris Sparling por Buried (Enterrado)

Lo que Chris Sparling hace con Enterrado es, directamente, una genialidad. Tener una propuesta tan, aparentemente, limitada como un hombre enterrado vivo con un móvil y un mechero, y alargarlo durante 90 minutos sin que en ningún momento el hastío y el cansancio hagan presencia en pantalla es de una valentía y un riesgo que pocos están dispuestos a tomar. Sparling lo hizo, y Cortés se atrevió a ponerlo en pantalla. Podría ser la gran sorpresa (o quizá no tanto) de la noche.
GOYATLÓN 2010: Guión original

Paul Laverty por También la lluvia

El guión de Paul Laverty para También la lluvia es de una precisión y una riqueza que pocas veces se ven en pantalla. Reunir en un texto las historias personales de los protagonistas, las de un pueblo, las de un país, y además todos los conflictos interiores y exteriores de los personajes individuales y colectivos, es una ardua tarea que Laverty ha conseguido ordenar y estructurar más que satisfactoriamente en uno de los mejores guiones del año en el cine español.
Ganará: También la lluvia

Debería ganar: También la lluvia